Santo Tomé — 17.08.2019 —

Las hipótesis de la muerte del gallo

Quienes a diario transitamos por el puente Carretero hace meses que lo vemos. Desde la margen oeste, al la altura del primer arco, ahorcado y colgado nos mira y lo miramos. 

Por: santotoméaldía /

Más de uno se ha preguntado: ¿cómo llegó ahí?, ¿cuánto tiempo más resistirá sin caerse?, ¿qué delito habrá cometido?,¿o quizás fue una víctima de alguna broma?, ¿o tal vez  lo usaron para alguna brujería?, ¿o alguien se desquitó con él porque justo se le cruzó por el camino?, ¿quién lo quiso callar eternamente?.

"¿Cuál es la falta que nos marca que no debemos repetir?"

En la antigüedad y en algunas culturas, cuando alguien robaba o cometía un delito de gravedad era colgado y expuesto en el espacio de mayor visibilidad de la aldea o pueblo, hasta convertirse en carne podrida. En la concepción de este castigo, estaba implícita la idea de que esta puesta en escena evitaría la repetición de la falta. ¿Cuál fue el delito del gallo que nos mira desde la margen oeste del Puente? ¿Cuál es la falta que nos marca que no debemos repetir?.

O tal vez, el gallo es un inocente animalito que fue víctima de una fechoría de algún vecino o grupo de amigos aburridos. No es difícil imaginárselos pasar a diario por el puente, miralo, sonreír y decir para sus adentros: ¡Todavía está ahí!. Un símbolo de la "hazaña", sí "hazaña"; porque no es fácil ahorcar un gallo y dejarlo colgado en un cable de tensión sobre las aguas del río Salado.

Otra hipótesis es que sea parte de un ritual de brujería o magia negra. Un hechizo de amor seguro que no fue, porque para conseguir la atención de la persona amada sólo se necesitan sus plumas y  recitar frente a una fogata: "Plumas de gallo que se queman en el fuego, atraigan a este corazón el amor que quiero". Tampoco se utilizó para realizar peticiones con ayuda de la macumba, porque para ello tendría que estar decapitado y nuestro gallo está colgado de su cogote.  

"Otra hipótesis es que sea parte de un ritual de brujería o magia negra"

También pudo haberse cruzado con algún padre desquiciado por la repetición infinita de la canción de Bartolito. ¡Justo se vino a cruza con este gallo, el día en que la escuchó más de 30 veces a la canción!: "Bartolito era un gallo que vivía muy feliz...". 

¿Habrá perdido alguna pelea que dejó en la lona a su dueño, y ese fue su castigo? ¿O fue un el gallo campeón de moda que por envidia terminó colgado de los cables, resistiendo heladas, días sofocantes, vientos; presenciando la llegada de la noche y los amaneceres sin poder cantarles?.

 "Animalito que tal vez...¿es un pato?"

Otra duda que surge en torno a este misterioso final del gallo,  es si es de verdad o sólo un peluche. De otra forma, como resistiría su cuello en sostenerlo colgado de los cables. De carne y hueso o de tela y guata, tal vez soporte el tiempo suficiente como para que "la historia del gallo que estaba colgado al costado del Puente", trascienda generaciones de santotomesinos que le agregarán distintas teorías de cómo el pobre animalito tuvo ese final. Animalito que tal vez...¿es un pato? De ser así. se podrán elaborar otras hipótesis y suposiciones, pero esta vez de la muerte del pato.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS